Arquitectura Rusa: el Constructivismo.

La Unión Soviética dejó un legado importante en el mundo. Fue protagonista de casi todo el siglo XX, aportó personajes históricos y algunas historias no tan agradables. Entre todo ese legado, se encuentra el artístico.

El Constructivismo Ruso es una corriente de arte, diseño y arquitectura nacida y explotada durante las primeras décadas del siglo veinte en Rusia. El diseño gráfico de la propaganda soviética fue unos de los mejores reflejos de éste. También existen numerosas esculturas representantes de éste movimiento. Pero en ésta ocasión nos centraremos en la arquitectura realizada por la corriente constructivista.

Existen muchos edificios construidos durante la Unión Soviética que reflejan éste estilo, y que existen hoy y pueden ser visitados. Algunos de ellos, originalmente creados como fábricas o garages de gran envergadura, funcionan hoy como museos. En su momento, la arquitectura funcionó como un medio más de propaganda para el Estado. La idea era reflejar, en las construcciones, el modo de vida socialista. Se rechazaba al arte tradicional anterior a la revolución por elitista, y se intentó dotar a los edificios de la función de organizar el nuevo modo de vida del país.

El protagonismo de las líneas rectas contrasta enormemente con la arquitectura religiosa que vemos en las iglesias ortodoxas. Uno de sus hacedores fue el arquitecto soviético Nikolai Kolli quien, junto al famoso francés Le Corbusier, crearon el edificio Tsentrosoyuz,  destinado a contener el funcionamiento de un ente gubernamental. Para ello contaba con  oficinas para 3500 personas, restaurante, salas de lectura y teatro. Actualmente allí funciona el “Goskomstat” (Comité para Estadísticas del Estado Ruso).

Otro exponente es el edificio Mosselprom, situado en la zona céntrica de Moscú. Utilizado en su época como edificio gubernamental, hoy es posible visitarlo para admirar su diseño pero también es sede de la Academia Rusa de Artes Teatrales.

Existe un edificio en peligro de demolición que ha sido declarado de interés especial por la Unesco, y que cuenta con una campaña internacional para salvarlo y conservarlo como Patrimonio: el edificio Narkomfin, un antiguo bloque de departamentos con diseño arquitectónico constructivista, aunque en su interior el diseño es avant garde.

Aunque Rusia lo ha nombrado “Cultural Heritage Monument”, el edificio sigue deteriorándose. Por eso si a usted le interesa observar la arquitectura constructivista, no debe esperar mucho tiempo, lamentablemente.

Conocer la arquitectura histórica y descubrir la historia que hay detrás de éstos hermosos edificios: otra excusa más para visitar la maravillosa Rusia.

_____

Cuando estén en San Petersburgo, no deben perder la oportunidad a conocer la ciudad con guía hispanohablante. Les invitamos al tour gratis por el centro de San Petersbrugo y a otros excursiónes economicas en español. En el free tour van a ver todos los monumentos importantes y conocer sus historias grandes. Llevamos toures gratis español en San Petersburgo cada día. Encontraría mas información aquí.