El Bosque de Piedra de Lena

Un país con una extensión tan enorme como la Federación Rusa presenta, además de una rica historia y bellísimos edificios históricos, una gran diversidad de paisajes para descubrir. Algunos de ellos son realmente sorprendentes e impresionantes, como lo es el Lago Baikal. Pero, en ésta ocasión visitaremos un lugar muy curioso y excepcional conocido como El bosque de piedra de Lena.

Éste extraño paisaje se encuentra en Khangalassky ulus, en el este de Siberia , y es de muy difícil acceso para los turistas. Difícil pero no imposible para quienes realmente desean admirar un diseño único de la naturaleza, que es la mejor arquitecta y lo demuestra con creces en los bosques de Lena. Al lugar es posible llegar volando desde Moscú hacia la ciudad de Yakutsk,Una vez allí, el traslado se realizará a bordo de una embarcación que, luego de un largo viaje de tres días, recorre los 80 kilómetros de extensión del río Lena, decorado en sus márgenes por los impresionantes pilares de piedra con formas muy curiosas, cuevas, y torres que parecen estatuas. Todo el paisaje ha sido formado por la naturaleza a lo largo de miles y miles de años, otorgándole al lugar el atractivo único de las formas de piedra que delinean la costa del río. La vista es imponente, hay mucho silencio, sólo interrumpido por la presencia humana. El agua del río es helada pero muy limpia por encontrarse lejos de la ciudad.

El lugar es un tesoro geológico y posee también el atractivo de albergar cientos de especies de animales y plantas, algunas de ellas en peligro de extinción. Los científicos se han dedicado con especial interés a estudiar la región de los bosques por su importancia en la explicación de la evolución del mundo natural, ya que en los bosques pétreos de Lena han sido hallados algunos fósiles que datan del período Cámbrico.

Además de ser un lugar recóndito y de acceso complicado, aunque no imposible, el clima es hostil para el visitante, con inviernos muy duros que llegan a los cuarenta grados bajo cero de temperatura. En ésta época el río se congela y no es posible navegarlo, aunque sí se utilizan se utilizan trineos tirados por perros.

Para el turista osado y deseoso de aventuras, los bosques de piedra de Lena son una mucho más que interesante razón para visitar Rusia y conocer su geografía.