El Barrio de Dostoyevski

Como turistas, sabemos que visitar edificios históricos e Iglesias no es la única forma de impregnarse del color local. Si hablamos de un país con la extensión y riqueza cultural que posee Rusia, es una verdadera injusticia no considerar todos los matices que el país ofrece. Entre toda la abundancia cultural rusa, la literatura es una de las ramas más reconocidas y admiradas alrededor del globo. Tolstoi, Chéjov, Gogol, Dostoyevski; por sólo nombrar a los más conocidos, trascienden épocas y fronteras, y se encuentran en el trayecto de cualquier amante de la literatura alrededor del mundo.

Cualquier lector del mundo se sentirá atraído enormemente por la posibilidad de visitar el barrio en el que vivió sus días e inspiró algunas de sus obras el gran Fédor Dostoyevski. El enorme, inefable y atormentado escritor, que tanto conmovió a diferentes generaciones de diversos lugares del mundo, no soportó más de tres años de vida estancado en el mismo lugar. Como un romántico, siempre buscaba esquinas que se comunicaran con dos calles en forma de ventanas. También, según sus biógrafos, era amante de las campanas de Iglesia y, por éste motivo, buscaba alojarse cerca de ellas.

En ésos excéntricos recorridos en busca de una morada reconfortante, Fédor Dostoyevski se movió en un radio pequeño de cuadras en una zona de San Petersburgo. Allí, el afamado escritor vivió en tres casas diferentes y por ello, se conoce a la zona como “El Barrio de Dostoyevski”.

La primera de ellas ha sido convertida en museo, el “Museo de Dostoyevsky”, otra se convirtió en un prestigioso hotel denominado “La Casa de Dostoyevski”. La última casa  es la que mantuvo la función original: servir de alojamiento para la gente común del barrio.

Se sabe que los artistas, sean músicos, pintores, bailarines o escritores, se sirven de sus vivencias a la hora de crear sus obras. En el caso de Dostoyevski, ésta idea coincide con la realidad. San Petersburgo es una ciudad bella, interesante y de abundante riqueza cultural. En sus obras, Dostoyevski la retrata como una ciudad triste, gris, repleta de charcos y llena de nieve sucia. En su obras los días son nublados, tristes y fríos. Normalmente describe a sus habitantes como oscuros y de clase baja, pero esto se condice con la situación a la que era contemporáneo. Hoy, la realidad de San Petersburgo es muy diferente.

Es una ciudad vital, con historia pero con futuro, y es imprescindible que usted la visite y la recorra en su viaje a Rusia.

_____

Cuando estén en San Petersburgo, no deben perder la oportunidad a conocer la ciudad con guía hispanohablante. Les invitamos al tour gratis por el centro de San Petersbrugo y a otros excursiónes economicas en español. En el free tour van a ver todos los monumentos importantes y conocer sus historias grandes. Llevamos toures gratis español en San Petersburgo cada día. Encontraría mas información aquí.