Petersburgo no es solo la capital norteña y cultural de Rusia, sino también un lugar excelente para los compradores. ¡Creo que desde esta gran ciudad es imposible irse sin compras! Entonces, después del placer espiritual de las visitas al Hermitage, sobre las cuales puedes leer aquí, la Catedral de San Isaac y otras atracciones, te recomiendo que definitivamente vayas de compras.